Tratamientos y aplicaciones

Manchas de la Piel

Se trata de imperfecciones que causan una coloración no homogénea, y pueden ser causadas también por agentes externos.
 

Los estudios de eficacia, llevados a cabo en la Universidad de Pavía, han demostrado que, con la intervención de la crema Elicina, usted puede contrastar eficazmente la decoloración de la piel. Estos efectos han sido evidenciados durante el estudio de los signos de acné por el centro experimental EVIC de Italia.
 

El producto contiene mucopolisacáridos naturales y ácido glicólico, que junto con todos los otros componentes valiosos, son capaces de reducir las alteraciones de la pigmentación de la piel y mantenerla saludable y brillante.

 

El uso diario de esta crema es la mejor manera de experimentar una disminución en la intensidad de la decoloración de la epidermis en sólo dos meses de aplicación.

Los componentes naturales del producto garantizan una alta tolerabilidad en el tratamiento de una zona sensible e importante como la piel de la cara.

 

Como producto de día para pieles que presentan marcas, se aconseja combinar Elicina con un buen protector solar. Durante el período de vacaciones, por su intensa capacidad de regeneración, desaconsejamos el uso de la crema Elicina durante las horas de exposición a la luz solar directa. Se puede, sin embargo, aplicar en la noche como aftersun por su efecto calmante inmediato del enrojecimiento.
 

Se recomienda iniciar el tratamiento de las manchas una vez que el período de vacacional haya concluido.


 





He probado Elicina por sugerencia del farmacéutico: las cicatrices se han reducido visiblemente!
Valentina, 37-47 años - Cagliari
Lee el testimonio »
¿Porqué te puedes fiar de Elicina?

Quien ha probado Elicina ya lo sabe, pero también queríamos demostrarlo científicamente. La eficacia de Elicina para las imperfecciones de la piel ha sido confirmada por una serie de rigurosos ensayos clínicos, hechos especialmente para ti.


Para que, de Elicina, siempre te puedas fiar.

Muestra los resultados de los estudios clínicos »